14 enero, 2010

EL CAMPEÓN







Silencio, fuerza, confiabilidad, agilidad, durabilidad, bajo mantenimiento, por todas estas razones podemos decir que los Krupp Essen aun son los campeones de la E.P.T.M.




Para sorpresa de propios y extraños, los trolebuses adquiridos a la ciudad de Solingen hacen 21 años continúan siendo los preferidos de conductores, técnicos y hasta algunos usuarios que ven en esa máquina fabricada haces mas de 4 décadas la certeza de llegar a destino
Los trolebuses canadienses podemos decir que tarde o temprano sucederán a los primeros y debemos reconocer que tanto conductores como técnicos aun están desentrañando sus secretos
Próximamente realizaremos un compilado sobre las virtudes y defectos de cada uno
Debemos rescatar de los canadienses su aceleración, suspensión, autonomía que le permite sortear obstáculos como accidentes, cortes de calles etc, debemos achacar a los organismos municipales y provinciales el pésimo estado de las calles que hacen que chasis, tren delantero, trasero y carrocerías con el tiempo reflejen los avatares a los que son sometidos cada día de trabajo
Si bien los canadienses sufren en su eje trasero la crueldad de baches, badenes, losas levantadas, juntas de losas destruidas, los alemanes lo padecen en la parte posterior de su chasis y estructura en general